El POTA aporta razones para amar el campo

    Recorrer Expofinca 2019 significa sorprenderse con la capacidad de innovación de los productores agrícolas, pecuarios y forestales: tres esferas de emprendimiento en las que se enfoca el Plan de Ordenamiento Territorial Agropecuario —POTA—, un instrumento de planeación de la Gobernación de Antioquia que tiene como objetivo definir y potenciar proyectos productivos.

    Para ser testigo de las ideas de negocio que se desarrollan bajo el POTA solo hay que visitar su stand en el Pabellón Blanco de Plaza Mayor. Allí brotan las buenas historias, como la de Luz Dary Orozco, una desplazada de la vereda Los Alpes, del municipio de El Santuario, que encontró en la transformación de plantas medicinales la oportunidad para crear su propia empresa.

    Esta lleva el nombre de Laboratorios Natural Connection y nació hace siete años, cuando Luz le propuso a su profesora del curso de transformación de plantas que se convirtiera en su socia. Hoy cuenta con orgullo que es la Directora Comercial de la marca, que tiene una planta de producción en El Santuario donde trabajan 20 empleados, pero da trabajo a unas 1.000 personas a nivel nacional que se encargan de las ventas por catálogo. Además apoya a unas 15 familias del Oriente antioqueño a través de la compra de aromáticas y otros productos que son su materia prima.

    Un champú de cebolla, un antisolar —hecho con caléndula, manzanilla, aloe vera, tomillo, entre otros— que fue aprobado por un laboratorio brasileño de alto prestigio y un gel “proalivio” a base de 14 plantas que ayuda a combatir sensaciones como el cansancio, son algunos de los 80 productos con registro Invima que ha desarrollado esta empresa, y de los que Luz Dary se siente orgullosa por ser el resultado de su enfoque en la innovación.

    Producción agroecológica
    Otra empresa digna de admirar es Sabores y Vida, creada por Carlos Villa hace casi 10 años. Está ubicada en la vereda La Clarita, del municipio de Guarne, y produce especias, frutas untables —mermeladas—, vinagretas y mixturas aromáticas y de semillas apoyándose en la producción agroecológica de los campesinos de la zona.

    Este tipo de producción, asegura Villa, hace referencia a los métodos de cultivo limpio que utilizan sus aliados: los campesinos. “En la transformación no usamos ningún aditivo artificial como colorantes, saborizantes o conservantes. Esto quiere decir que nuestra propuesta es agroecológica, local, artesanal y 100% natural: cuatro valores agregados muy importantes”.

    Villa, quien es biólogo especializado en Agroecología y Agricultura Biodinámica, destaca la concentración y su pureza de sus productos, pues es justamente esto lo que los hace nutracéuticos, es decir, que no solo tienen propiedades condimentarias y culinarias sino también medicinales, por eso nutren y sanan a la vez.

    Así que si quiere conocer los métodos de transformación de los productos campesinos, tanto de Carlos Villa como de Luz Dary Orozco, y al tiempo descubrir nuevos emprendimientos, visita Expofica, lo mejor del campo en la ciudad.