5 tendencias que están dinamizando el campo

    Modificaciones genéticas, nuevas especies de hortalizas y aves más productivas son algunas tendencias que están moviendo el sector.​

    Cuerpo:

    El campo siempre está en constante evolución. Avances científicos, hallazgos de especies y el retorno a variedades de cultivos que habían perdido terreno hoy están en auge en el sector agropecuario.

    1- Modificación genética

    El productor orgánico e ingeniero agropecuario, Germán Sanín Sierra, cuenta que la modificación genética de especies es una tendencia que toma fuerza. “Ha sido una práctica mal vista por muchos, pero ha empezado a cambiar con casos que demuestran que no debemos descartarla, como el del algodón. En el país hay millones de hectáreas sembradas con semillas desarrolladas en laboratorio y con buenos resultados”, dice.

    Sin embargo, Sanín considera clave regular estas prácticas para evitar que haya desarrollos de laboratorio que pongan en peligro la producción. “Hace varios años, por ejemplo, se prohibió el cultivo de unas semillas de maíz que aunque iban a ser muy productivas y resistentes, desestimulaban la siembra de variedades locales, que son más de 50”.

    2- Variedades poco exploradas

    Los productores agroindustriales, en especial los que tienen un enfoque orgánico, están redescubriendo especies animales y vegetales que no han sido de consumo masivo pero que tienen gran potencial. Es el caso, por ejemplo, de una variedad de lechuga de hojas gruesas y anchas que puede confundirse con maleza, pero que es más rápida de producir.

    Lo mismo pasa con el café variedad pajarito, que aunque hace unos años ha perdido fuerza frente a la variedad castillo, hoy de nuevo ha ganado terreno por su buena concentración de sabor y cafeína.

    3- Gallinas ignoradas pero productivas

    “Hay una tendencia con razas criollas de gallinas que aunque no son tan productivas se manifiestan muy bien porque no necesitan de condiciones como clima cálido y contacto con la luz solar y cierta cantidad de horas al día”, contó Sanín al referirse a las gallinas araucanas, popularmente conocidas como gallinas criollas negras, una especie originaria de Chile que llegó a Colombia hace unos 70 años.

    Estas aves producen carne y huevos tan buenos como los de otras especies, pero el desconocimiento de los productores venía jugando en contra, “porque como dan huevos con pintas azules u oscuras piensan que el producto está dañado, y es idéntico en calidad a los otros”.

    3- Más variedades de hongos

    Muchos productores están apostándole al cultivo de hongos, porque pueden producirse a muy bajos costos y de forma amigable con el medio ambiente. Se cultivan aprovechando los residuos de cosechas de maíz, frijol, café o arroz.

    “La gente come champiñones sin saber que son hongos, entonces cuando uno les dice que hay otra clase de hongos a veces se genera rechazo”, cuenta Germán. Seguro desconocen que las orellanas son un tipo de hongos fáciles de producir, más baratos y que se pueden tener en las casas. “Para personas un poco más abiertas con la alimentación, son una buena alternativa”.

    5- Animales felices

    Otra apuesta reciente de los productores son las gallinas y vacas felices. Es decir, animales con mayor espacio para moverse y relacionarse con los de su especie, con una atención especializada que lleve a producir sin presión. “Son muy eficientes sin necesidad de ser lastimados o, en el caso de las vacas, de que siempre estén preñadas”, explica Sanín.

    El buen trato a los animales es muy demandado hoy por los consumidores, tanto que se han creado certificaciones de bienestar animal que le hacen contrapeso a líneas tradicionales de producción.

    Aprende más sobre estas y otras tendencias en Expofinca del 21 al 25 de marzo en Plaza Mayor Medellín. ¡Te esperamos!