Expofinca revive el amor por nuestras tradiciones

En sus sillas de ruedas, y en compañía de familiares, recorrieron los pabellones de Expofinca alimentando cabras y ovejas, contemplando a todas las especies que hacen parte de la exposición, y disfrutando del inmejorable ambiente campesino que se vive por estos días en Plaza Mayor.

“Hoy es el primer día que vengo y me voy satisfecho, pienso volver. Expofinca es, en efecto, finca: es la agricultura, la ganadería, esta tierra antioqueña que he llevado en el corazón todos estos años, su campo y sus montañas. Yo estoy fascinado”, agregó Correa.

Las actividades que tienen lugar en los diferentes pabellones de Plaza Mayor, permiten encontrar todos los elementos que identifican la historia de nuestra tierra, aquellos que conectan a generaciones de colombianos sin importar edades ni épocas.

Michel Binder, un colombiano de ascendencia francesa, asistió a Expofinca porque ha trabajado toda su vida junto a su padre en su propio negocio de bovinos, actividad que ha unido a su familia durante años. “Vine a investigar. Aquí traen todas las cosas nuevas, lo último en innovación, lo que se ha encontrado y desarrollado en cuanto a especies, agricultura y gastronomía”.

En ese sentido, Michel resaltó el factor educativo que promueve Expofinca, reconociendo que, aunque trabaja en el sector desde hace muchos años, en él nunca se termina de aprender, nunca se conoce todo. 

En Expofinca confluye el conocimiento tradicional adquirido durante años, el presente de la industria y los avances que están por venir. Allí los estudiantes y profesionales del agro aprenden de expertos como el niño aprende del adulto y del anciano. Todavía nos quedan tres días de aprendizaje, ¡así que los esperamos a todos en Expofinca!